Entrevista a María García de Jaime y Tomás Páramo

Me encuentro en la suit 909 del Hotel Hyatt Centric Gran Via cuando unos nudillos tocan tímidamente a la puerta. Esa timidez inicial desaparece al instante en cuanto Tomás Páramo y María García de Jaime cruzan enérgicamente el umbral de la puerta acompañados por Lucia, la hermana mayor de Tomás.

Nos tomamos unos minutos para saludarnos, disfrutar de las impresionantes vistas de Madrid y tomar aire antes de dar comienzo a lo que de primeras estaba programado como entrevista, pero que rápidamente se convertiría en una animada charla cargada de anécdotas, admiración y miradas cómplices.

Porque si utilizase una sola palabra para definir a la joven pareja sería admiración. La admiración que sienten el uno por el otro, por su familia y por el buen equipo que conforma Himba, su propia firma de ropa confeccionada 100% en España y con unos acérrimos valores que comparten su forma de vivir y ver la vida, pero, sobre todo la admiración por las personas que no se rinden, en las propias palabras de Tomás: “No tengo un ídolo como tal, pero sí admiro a la persona que sigue sus sueños. Al final no hay éxito sin esfuerzo.”

 

Y es que, a sus 26 años, estos jóvenes empresarios ya han cumplido las tres cosas que cada persona debería hacer, según José Marti, durante su vida: escribir un libro, publicaron su propia novela autobiográfica Botas de colores para días de lluvia en 2020, donde pusieron, literalmente, las cartas sobre la mesa; tener un hijo, en realidad tienen dos: Tomás y Catalina de la Paz de seis y un año respectivamente; y estoy convencida de que, a estas alturas, también habrán plantado algún árbol.

Lo que sabemos a ciencia cierta es que entre sus proyectos personales se encuentra Himba, una marca de ropa con gran proyección de futuro que busca recuperar esos patrones antiguos que han caído un poco en el olvido.

María García de Jaime y Tomás Páramo, los fundadores de la firma de moda Himba.

1.¿Cómo surge Himba?

Tomás: Himba lo pensamos como hace 3 años, ya teníamos muy claro el concepto que queríamos y el nombre. Es verdad que trabajábamos con marcas donde tocamos varios temas, pero uno de los que tocamos muy de lleno es el mundo de la moda. Creemos que es el momento perfecto y la oportunidad para dar el salto, desligarnos un poco de redes sociales y tener algo nuestro, algo propio, que nos guste y vaya creciendo a lo largo de los años.

2. Ya el propio nombre de la marca es reflejo de algunos de los valores que buscáis transmitir, ¿Cuáles son estos valores?

María: Himba es el nombre de una de las únicas tribus africanas que está liderada por mujeres y en Himba, literal, somos todas mujeres y Tomás.

Tomás: Queríamos que hablase mucho de nosotros, porque es verdad que tenemos un arraigo muy fuerte con la cultura africana y todo lo que eso conlleva.

A parte María tiene una personalidad propia que marca mucho, su propia manera de concebir la moda y nunca dejarse llevar por la tendencia del momento, sino que la adapta siempre a su estilo. Fue la oportunidad de poder recuperar esos patrones antiguos, estos estampados, esa manera de fabricar la ropa que ya no se hace y adaptarlo a nuestro estilo convirtiéndolo en prendas atemporales.

3. Con prendas 100% made in Spain, más concretamente en la provincia de Madrid, también queréis transmitir vuestro propio mensaje en un momento donde todo el mundo habla de la producción local y el slow fashion.

Tomás: Es verdad que vivimos un momento en que la sociedad constantemente nos habla del cuidado del medio ambiente, de que hay que ser consientes a la hora de comprar, producir, a la hora de fabricar… Una sociedad que nos dice eso, pero que va totalmente en contra para ponérnoslo fácil a la hora de llevarlo a cabo.

María: Es todo muy lento al principio y cuesta un montón, pero nos centramos mucho en eso. No cumplimos con los tiempos de la moda, hacemos una producción muy lenta, no buscamos la cantidad sino la perfección de cada prenda.

4. La joven pareja no es la única al frente de la marca y es que cuentan con un equipo de profesionales que vienen de importantes nombres del sector como Inditex, Bimba & Lola o Loewe. ¿Cómo ha sido el proceso de buscar el equipo adecuado profesionalmente, pero que al mismo tiempo comparta vuestros valores?

María: Una cosa que me dijo Tomás al principio fue: “Yo quiero que en este proyecto solo haya gente que nos dé luz, que trabaje gente con la que de verdad nos apetezca estar juntos.”

Tomás: Ha sido un proceso muy humano, somos dos personas que nos movemos mucho por emociones y sensaciones. Lo que teníamos que encontrar no era una persona profesionalmente brillante, sino humanamente también brillante. Hemos hecho una apuesta en el sector de la moda y queríamos hacer algo muy personal, entonces, teníamos también que rodearnos de un equipo profesional muy formado en el sector y que llegase a puntos que nosotros desconocíamos.

5. Además de su perfil empresarial, Tomás y María cuentan con miles de seguidores en las redes sociales. ¿Consideráis que hay gente que menosprecia vuestra firma por consideraros únicamente creadores de contenido? ¿Qué les diríais a esas personas?

María: Aunque tengamos la suerte de poder anunciar Himba en nuestras cuentas, el trabajo es igual que el de quien no es influencer y está creando su propia marca. A todos nos ha costado esfuerzo y trabajo. Si te gusta la ropa no tienes que mirar que la prenda sea mía, sino probarla y ver que es una prenda de calidad hecha con muchísima ilusión. Que les guste la marca en sí, pero no porque sea nuestra, ese es como nuestro sueño y yo creo que poco a poco ya está pasando.

Tomás: Hace un año o dos me decían: “¿De qué trabajas?” Y a mí me daba apuro decir soy influencer. Pero hoy lo digo a mucha honra, porque gracias a ser influencer, he podido montar mi marca, me he podido desarrollar profesionalmente, tengo mi casa, puedo dar de comer a mis hijos y sinceramente, gracias a ser influencer María y yo nos hemos casado.

6. Y es con esa ilusión y pasión que recuerdan a los clientes de su firma, muchos recurrentes, y a Casa Corona, quienes tocaron a su puerta cuando Himba apenas llevaba tres meses en el mercado y le confiaron, sin directrices y con plena confianza en ellos, el diseño de sus uniformes para este verano. ¿Cómo surgió la relación con Casa Corona?

María: Nos hizo muchísima ilusión que una marca tan grande hubiese valorado nuestro trabajo. Pero lo que más ilusión me hizo fue que nos dieran esa libertad de confianza plena, fue como decir: “Nos encanta el estilo de Himba.”

Tomás: Corona es una marca que inspira, siempre la consumes en un momento especial, para nosotros nos transmitía mucha luz, mucho color, planes especiales… Un poco los valores de Himba y nuestra actitud de vida.

María García de Jaime y Tomás Páramo, dos jóvenes con afán de superación

María García de Jaime y Tomás Páramo, dos jóvenes que ya poseían de forma innata ese sexto sentido para el mundo de la moda, una pareja a la que respeta y le encantaría trabajar, todos a una, con los medios y en cuyas casas ya reposaba sobre la mesa del comedor y en forma de revista este medio de comunicación.

Un reflejo de la lucha, superación y mutua admiración. Una joven pareja que proyecta sus planes de futuro sobre antiguos patrones que reproducen cada pieza de Himba y ha puesto sin miedo, de forma literal y en más de una ocasión, las cartas sobre la mesa.

María García de Jaime y Tomás Páramo.

Fdo. Cristina Funes

Deja un comentario