Celia Zanón: “Todos mis huequitos los aprovecho para hacer colaboraciones, asistir a eventos, y editar videos y fotos”

1.Ganadora de la primera edición ‘Love Island’, casi 65.000 seguidores en Instagram, ¿te lo imaginaste alguna vez?
La verdad que no. Fue un cambio radical en mi vida que disfruté muchísimo. Una experiencia maravillosa que repetiría, aunque no en esas características, porque ahora mismo tengo pareja.

2. ¿Antes de ir al ‘reality’ habías tenido algún tipo de experiencia en este mundo?
Pues la verdad que siempre me ha gustado lo que es el mundo del periodismo, el hacer entrevistas, … se me da muy bien el ser cotilla (ríe). La verdad que cuando se me propuso la oportunidad, pensaba que no me iban a coger. Fue por medio de un conocido mío al que le dijeron que por favor me presentase. Yo tenía mi profesión, y la sigo teniendo, no me lo imaginaba. Pues toma, hice el ‘casting’, y para adentro, gol.

Realmente, no valorabas la opción de ganar la edición y conseguir encontrar el amor…

No, la verdad que yo entré al programa para vivir la experiencia, todo decíamos eso. Hay algunos programas en los que se quiere encontrar el amor y siempre los concursantes salen escaldados de una manera u otra. Yo pensaba en vivir la experiencia, en disfrutar, y por supuesto, en ser yo, porque no sé ser de otra manera que no sea ser natural y espontánea. Al final caí en la tentación de encontrar el amor. El público fue el que decidió que fuese la ganadora con mi pareja.

3. En el programa eras una chica alegre, risueña, con una pizca de locura, ¿cómo es la Celia de detrás de las cámaras?

Sinceramente, lo que se vio en el ‘reality’ es un reflejo de mi persona a día de hoy, de ayer y del futuro. Es pura celia, puro ‘celismo’ por llamarlo de alguna manera. Soy una persona muy alegre, muy intensa, me preocupo muchísimo por los míos y por los que no son los míos. No sé si el empatizar y el aprender a hacerlo es algo que me ha dado mi profesión, pero es algo super importante en esta vida. La verdad que no sé ser de otra manera, peco muchas veces de mi forma de ser, supero ciertos límites de pesadez y de preocuparme, de estar encima de las personas. También me considero una montaña rusa, una persona llena de altibajos que si le hacen algo le afecta muchísimo y que si está muy feliz está demasiado feliz, no sé tener ese equilibrio. La teoría nos la sabemos muy bien pero luego la práctica, … Estoy ahí equiparando los dos extremos.

Puede ser que en parte eso es lo que hiciera ganadora, porque al fin y al cabo mostrabas la realidad de una persona sin cohibirse, eras tu al 100%

Al principio, he de confesar que eran muchas cámaras enfocándote todo el día, había por toda la villa, aunque eso fueron esos fueron los primeros días, después si tenía que llorar lloraba y si tenía que decir algo lo decía, a la cara, no me escondía. No puedo decir que se haya visto un gesto o comentario malo por detrás, si hay. alguna imagen enseñármela. Soy sincera, es verdad. Muchas veces, mi problema es que confío mucho en las personas, lo doy todo, y luego por la espalda, es cuando te clavan el puñal, hablo del programa y de la vida en general.

4. ¿Cómo fue la vuelta a la realidad?

Pues mira, la final fue un 21 de mayo. La verdad que fue todo muy rodado, según acabó el programa yo vine a Madrid a ver a mis padres y a mi hermano y ese día me fui a Galicia para conocer a su familia. Después, él vino a Valencia para conocer a la mía. El verano fue un poco de transición para conocer a las familias y a nuestra gente. Porque claro, sales de un programa del que estás acostumbrado a convivir 24/7 con esa persona, era lo que necesitábamos en ese momento, queríamos estar juntos, y obviamente, conocer a nuestros alrededores porque lo que habíamos conocido era dentro de cuatro paredes. Mucha gente nos dice que traspasamos la pantalla con nuestros sentimientos.

5. ¿Notaste algún cambio en tu día a día?
La vida me ha cambiado en el sentido de las redes sociales, pero sigo siendo enfermera y sigo con mi profesión para adelante. Continúo con mis redes sociales porque no las quiero dejar por nada en el mundo ya que me fascinan y me flipan.

6. ¿Fue duro el empezar una relación y que todo el mundo opinara?

Siéndote sincera, he podido leer algún comentario suelto. Pero a mí quien me importa es la persona que tengo a lado. Hay que hacer un aprendizaje muy bueno, tienes que intentar que no te afecten esos comentarios porque tú estás con tu pareja. Que te digan cosas externas pues al fin y al cobo son opiniones pues estás expuesta a la vida pública y es normal que opinen sobre ti, sobre tu vida, sobre tu relación, hay que aprender a normalizar ese tipo de cosas.

7. A partir de la salida de Love Island, ¿comenzaste a abrirte paso en redes? O ¿cómo surge la idea?

La verdad que antes del ‘reality’ nunca me había dedicado a crear contenido. Sí es verdad que mostraba mis ‘outfits’. Si me compraba algo que me gustaba lo enseñaba, pero no era tan continuo. Siempre me ha gustado y me he fijado en las influencers, no es que quisiera ser una de ellas, porque cada uno es como es, pero sí, poder ayudar a mis seguidores, a darles consejos, que te pregunten, tener la oportunidad de un ‘feedback’. Cuando salí del programa hubo un crecimiento de seguidores, pero tampoco fue muy masivo, cada ‘reality’ tiene un ‘boom’, y en este caso, pues el mío tuvo el que tuvo y fue el que fue. Me conformo, soy una persona que soy fiel a mis redes sociales y a mi misma, siempre quiero dar lo mejor a mis seguidores y a toda aquella gente que me siga.

8. Actualmente trabajas de enfermera, ¿es compatible con las redes?

Me gustaría tener muchísimo más tiempo para lo que son las redes sociales. Como bien sabes y sabéis, hemos pasado una pandemia muy dura, me involucro mucho en mi trabajo porque soy así, me preocupo muchísimo por todo. Es difícil compatibilizarlo, pero como quiero seguir adelante y quiero seguir creciendo, todos mis huequitos los aprovecho para hacer colaboraciones, asistir a eventos, y editar videos y fotos,… Los dedico a todas aquellas cosas que son necesarias para seguir creciendo. Siempre busco estar en la relación con mi gente.

9. ¿Cómo definirías tu estilo?

No tengo una palabra exacta para definirlo, creo que es variado. No me gusta lo ‘hippie’, eso lo descarto totalmente. Tiro más a lo pijo, no sé cómo denominarlo. Muchas veces, voy casual o informal. Soy más de tacones, botas o botines que de zapatillas. Si veo algo y me gusta, me lo compro, no me importa el estilo. Me adapto muy bien.

10. ¿En qué influencer te inspiras a la hora de vestir?

Veo influencers, como todo el mundo, pero no es que tenga idealizada a una persona. Voy viendo, y cogiendo ideas de los que me gustan. No es que me encante todo de una persona, tengo varias que me gustan.

11. El verano está a la vuelta de la esquina, ¿qué prenda dirías que va a ser la estrella este verano?

Los pañuelos. Te dan gran variedad de adaptación, puedes ponértelos como quieras, en la cabeza, en el cuello, como un top, … A lo mejor uno grande como un pareo, o incluso de lazo en el bolso para ir en conjunto con alguna prenda que lleves. Están muy en tendencia y muy de moda.

12. ¿Te planteas otro proyecto relacionado con la televisión?

Nunca digas nunca, si se me propone algo habría que verlo. Tengo muy claro a donde no iría. Eso lo tengo clarísimo, ni aunque me paguen. SÍ que me gusta mucho el ser reportera, el hacer entrevistas, o colaborar en un programa. No hablo de ‘Sálvame’, eso no, eso negativo. Hablo de otro tipo de programas que sean puros, blancos, más cómicos. Me gustaría poder acceder a ese tipo de plataformas y formatos.

13. ¿Con qué sueña Celia?

Estoy intentándome meter en lo que es la enfermería estética. Me he dado cuenta a partir de la pandemia que me gusta mucho el trato con el paciente y la familia, pero he descubierto que dedicarme toda la vida a ello me acabaría cansando. Estoy mirando el camino de la estética porque es algo que me encanta. Si puedo aportar mi granito de arena, ¿porque no hacerlo? El problema es que está todo muy caro, se me va de presupuesto, pero el que algo quiere algo le cuesta.

View this profile on Instagram

@url • Instagram photos and videos

14. ¿Qué consejo le darías a aquellas personas que no se animan a la cirugía estética por las críticas que puedan tener?

Tengo el pecho operado, llevo ácido hialurónico en los labios, y bótox preventivo para las arrugas de expresión, no es para querer estar lisa como mucha gente piensa. Estoy todo el día gesticulando, hablando y tratando con pacientes, lo que no quiero es que en unos años se me note. El operarme el pecho es lo mejor que he podido hacer en mi vida, la cirujana fue maravillosa. Recomiendo tanto la operación como a la doctora. Creo que hay que animarse, es estar mejor psicológicamente ya que los complejos muchas veces conllevan a tener problemas de salud mental. Hay que hacerlo dentro de los límites, es decir, no me voy a poner unos morros o pómulos que parezca equis persona. Mientras esté el medio económico y te lo puedas permitir, ¿por qué no hacerlo? Siempre dentro de unos límites, excederse tampoco es bueno porque se convierte en una adicción.

15. Para acabar, ¿qué le dirías a tu yo del futuro?

Le diría que siga luchando, que va a conseguir todo lo que se proponga, que ha llegado hasta donde está por ella y no por nadie más y que estoy orgullosa, no, lo siguiente. Puede parecer que hablo como una creída, pero de verdad que si se me conoce en persona, la opinión cambia totalmente, siempre me lo dicen. También le diría que luche por sus sueños, que no se preocupe tanto por los demás si no lo hacen por ella. Que aprenda a quererse más ella misma y a ser feliz.

CLAUDIA RODRÍGUEZ

Deja un comentario