Día 1 de la Fashion Week: looks explosivos, colores vivos y sentimientos contradictorios

Nervios, looks explosivos, colores vivos y sentimientos contradictorios por lo que está pasando casi enfrente nuestra. Así fue para mí el primer día de la Fashion Week. Con una blazer y unas cowboy me presenté en uno de los acontecimiento más importantes de la moda en España. Y qué ilusión. Era la primera vez que iba a presenciar un desfile en persona y como ya suponía mi experiencia fue totalmente grata.

Pedro del Hierro arrancó con el primer desfile. Un desfile rompedor que puso el listón muy alto. Su colección “REVERSE» mostró sin duda, un estilo rotundo y con mucha personalidad.

Agatha Ruiz de la Prada me conmovió con un desfile tan colorido como siempre y tan necesario en este tiempo. Telas recicladas, mezclas inesperadas y mucho mucho sentido de humor, así fue el paso de de una diseñadora imposible de olvidar. Omar Montes volvió a desfilar con ella reivindicando la moda cómoda y con ideas propias.

 

El siguiente desfile en el que estuve presente fue el de Pablo Erroz. A través de un recorrido por el ADN de su marca, la prenda exterior fue la protagonista de su colección. Una propuesta real inspirada en la evolución de los tiempos y toda una apuesta por la sostenibilidad real y por fomentar lo local y lo artesano.

Pertegaz, por su parte, nos llevó en un viaje a la Barcelona de los 60’s, el nacimiento del prêt-à-porter y los vestidos cortos. Así, «DIAGONAL 60» llegó de la mano de Jorge Vázquez y estampados geométricos, étnicos, animal print y lunares.

Como broche final a lo que fue mi nombre, Pablo Diz me sorprendió con una colección inspirada en el cine negro y en Hollywood de los años 50.  Con  un ejercicio de elegancia y fluidez, los vestidos de noche fueron la prenda clave de su desfile.

Cortesía de MBFW

Deja un comentario