¿Por qué el 8M no es tan importante?

A lo largo de la historia son numerosos los logros que la mujer ha conseguido. Económicos, políticos, culturales, laborales, personales… y todos ellos son gracias a una cosa: La incansable y necesaria lucha por el Feminismo.

En 1910 y tras el II Congreso de Mujeres Socialistas a propuesta de Clara Zetkin se aprobó el Día Internacional de la Mujer. Así, un año después, el 8 de Marzo de 1911, fue el Primer Día Internacional de la Mujer en varios países como Dinamarca, Alemania, Austria y Suiza. Las mujeres de una gran parte del mundo se unieron por primera vez en la historia, para exigir el derecho al voto, el derecho a ocupar cargos públicos, el derecho a la formación profesional, el derecho al trabajo sin discriminación; y sin saberlo empezaron esta gran revolución. Una semana después, 123 mujeres trabajadoras murieron en un incendio en la fábrica de Triangle Shirtwaist en Nueva York.

Desde ese día, la lucha que ya habían comenzado muchas mujeres se volvió mas grande, más pesada, y no fueron pocas las mujeres, que no dudaron en reivindicar un cambio para mejorar las condiciones laborales de todo el mundo.

No fue hasta el año 1975, cuando la ONU, Organización de las Naciones Unidas, reconoció el 8M como el Día Internacional de la Mujer.

El movimiento, que fue creciendo sin parar, fue adoptando posición en casi todo el mundo.

En 2017 llegó la primera huelga feminista a nivel internacional con el lema “Si nosotras paramos, se para el mundo”. Además de ser una huelga laboral,  también fue de consumo, de cuidados y estudiantil.

A día de hoy el 8M es reconocido en todo el mundo. Y hoy por hoy, es más necesario que nunca porque todavía queda mucho por hacer. Es necesario reivindicar cada uno de nuestros derechos. Es necesario romper a pedazos el maldito techo de cristal al que estamos sometidas. Es necesario borrar la brecha laboral. El acoso sexual. Es necesario borrar el miedo, el miedo a ir solas por la calle con las llaves en la mano como si esto nos hiciese sentirnos seguras. Es necesario que cada una nos sintamos independientes y libres. Que no nos veamos competencia. Es necesario aprender que si no eres machista, eres feminista porque el feminismo es el movimiento que lucha por la plena igualdad.

Por ello, cuando nos vestimos como nos da la gana no vamos pidiendo guerra, cuando nos maquillamos no es por gustar a nadie, cuando volvemos a casa no queremos que nadie nos piropee. Por ello, cuando estamos calladitas no estamos más guapas.

No. Calladitas no estamos más guapas. Estamos más guapas cuando nos maquillamos porque queremos, cuando no competimos entre nosotras, cuando nos ponemos minifalda porque nos apetece, cuando tenemos sexo sin compromiso sin ser juzgadas. Cuando chillamos y nos enfadamos. Cuando tenemos la regla. Cuando decimos que no y cuando tomamos la iniciativa. Cuando rompemos el techo de cristal. Nuestras ACTITUDES no definen nuestro estado FÍSICO. Nunca lo han hecho, aunque a eso estemos acostumbradas. No estamos más guapas en silencio. Guapas estamos siempre, independientemente de lo que hagamos. Si tú no lo ves, el problema es tuyo, no nuestro.

Por ello, a la pregunta del titular: ¿Por qué el 8M no es tan importante?

Porque todas estas cosas deberíamos sentirlas todos los días.

Porque todos los días son 8M.

Porque la lucha es diaria.

Por esto, y una vez mas, el 8M somos todas todos los días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: